martes, 12 de noviembre de 2013

Problema rotura gafas

Dicen que hay por ahí un jurista apellidado Murphy, que se dedica a la elaboración de leyes de lo más puñeteras y sobre una inmensa yo diría que ilimitada colección de supuestos. Uno de ellos es el referido a las gafas, que tienen la tendencia a romperse justo cuando más las necesitamos. Con las gafas acierta siempre, puesto que las necesitamos a todas horas, salvo cuando estamos durmiento y aún así... que más de uno entre los que me cuento, hacemos excursiones nocturnas a pegarle algún que otro tiento al contenido de la nevera. Son otros muchos los eventos que pueden afectar a nuestra visión, como por ejemplo y si tienes daños por accidentes en lesiones oculares te puede venir bien contar con los servicios jurídicos de una empresa líder como Affinion International que cuando somos los perjudicados en un accidente de circulación por poner un ejemplo, nos solemos preocupar más del vehículo que de nosotros mismos, cuando una lesión ocular es algo que ya nos va a acompañar de por vida, mientras que el vehículo lo vamos renovando al menos decenalmente. Yo tengo un problema adicional con las gafas y es el de mi eterno y congénito despiste, pues las dejo en los lugares más insospechados, cosa que se agrava con un canario domésticado que tengo como mascota y tiene con mis gafas una especial fijación, pues cada vez que puede se las lleva a los lugares más variopintos, como por ejemplo junto a la bombona de butano de la cocina. Ignoro el pobre canario lo que pretenderá dejando allí mis gafas, salvo molestar un poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario