lunes, 10 de noviembre de 2014

Lo que se cambia con las lentillas de colores

[caption id="" align="alignleft" width="350"]¿Quieres saber lo que significan los colores? Los colores dicen mucho de nosotros mismos[/caption] Reconozco que no soy de esas personas que están a la última en cuanto a las modas, más bien todo lo contrario, pues busco ser siempre y en prácticamente todo, ser yo mismo sin preocuparme lo más mínimo lo que en un momento determinado, un colectivo de personas a las que conozca o no, decidan que algo se lleva, y todos ellos como borregos prestos a ir al matadero de turno, decidan utilizarlo para ir a la moda. Me ha pasado con prácticamente todo: desde los pantalones barriobajeros hasta el iphone, pasando por la timopulsera power balance o incluso los relojes de lectura directa. Son accesorios que no me atraen lo más mínimo, por más que externalice mi respeto hacia las personas que libremente decidan utilizarlos, de la misma forma que espero ese mismo respeto para quienes también libre y voluntariamente hemos decidido mantenernos al margen de tales banalidades. Friki. Así me llaman mis amigos. Con orgullo les replico, y paso a explicarles que orgullosamente desfilo solo en mi habitación el día del orgullo friki, desnudo y con sable láser. Más friki me siguen llamando ellos. Bueno, pues este friki ha descubierto ahora las lentillas de colores. Que baratas no son, pero para alguien que apenas tiene vicios más allá de la imaginación, son de lo más asequible. De hecho me ha dado ahora por comprarme media docena de pares de lentillas de diferentes colores, que combino con las camisetas frikis que como atuendo suelo lucir. Friki de remate, es lo último que me llaman. El caso es que no me importa lo más mínimo que me llamen así. Lo soy. Es algo que tengo asumido. Y lentillas o gafas tengo que llevar, así que he optado por las lentillas de colores, para darle un toque digamos distinto a mi apariencia. Y por supuesto que lo he conseguido. Ahora personas del barrio que nunca me han hablado, incluso me paran por la calle para hablar conmigo, porque según dicen, me notan algo distinto. Yo para tenerlos entretenidos, les hablo del significado de los colores y que por eso para mi es importante reflejar ese concreto determinado rasgo de mi personalidad. Ese día, porque al día siguiente me pongo lentillas de otro color. Ahora estoy pensando en tintarme el pelo del mismo color que la camiseta y que las lentillas. Seguro que mis amigos pasarán a llamarme friki gay. ¡Como si lo viera!

No hay comentarios:

Publicar un comentario